[30]​ Hacia finales de 1744, todas las columnas de Federico habían cruzado la frontera de Bohemia,[31]​ dirigiéndose directamente hacia Praga para sitiar la ciudad. La Guerra de Sucesión Austriaca comenzó el 16 de diciembre de 1740, cuando Federico invadió y rápidamente ocupó Silesia. function citapers() { var x = document.getElementsByTagName("title"); document.getElementById("perscita").innerHTML = x[0].innerHTML;} En su juventud, estuvo más interesado en la música y en la filosofía que en el arte de la guerra, lo que le enfrentó con su propio padre, Federico Guillermo I, al quien se le conoció por su carácter autoritario, por lo que intentó escapar junto con su amante, Hans Hermann von Katte. El título Rey en Prusia hacía referencia al señorío exclusivamente sobre el antiguo Ducado, y Federico se declararía Rey de Prusia a partir de 1772, tras haber adquirido gran parte del resto de la región prusiana. La población de Berlín siempre anima al rey, cuando regresa a la ciudad desde giras provinciales o revistas militares, pero Federico no disfruta del placer de ser popular entre la gente común, ya que prefiere la compañía de sus mascotas, sus galgos italianos,[64]​ a quien se refiere como sus "marqueses de Pompadour", como una burla a la majestad de la realeza francesa. Encyclopedia Of The Enlightenment (Texto en inglés). Ellen Judy Wilson, Peter Hanns Reill. La muerte repentina de la emperatriz Isabel I de Rusia en enero de 1762 llevó al ascenso al trono de Pedro III, con inclinaciones pro-prusianas, y a quien su admiración por Federico le llevó a retirar a Rusia de la guerra. [9]​ A Federico y Katte se les arresta y encarcela en Küstrin, bajo cadena perpetua. Su juventud estuvo marcada por la oposición de su padre. Ejemplos de esto son la desmantelación de conventos católicos en Polonia o su marcado antisemitismo, muy visible en su Testamento político donde llegó a afirmar que la presencia de judíos debía ser regulada.[61]​. [21]​ Federico estaba preocupado de anticiparse en la ocupación de Silesia a Augusto III de Polonia, que también era elector de Sajonia, y podía estar interesado en hacerse con la misma provincia a fin de unificar sus propios territorios. [13]​ Sin embargo, el 20 de noviembre, en lugar de retornar a Berlín, a Federico se le obliga a permanecer en Küstrin y a comenzar un riguroso plan de educación en administración y gestión del Estado. Durante su reinado, fue considerado uno de los déspotas ilustrados más notables de la Europa del siglo XVIII. El nuevo rey desea que sus hijos e hijas se eduquen como gente común y no como pertenecientes a la realeza, por lo que la educación de Federico se encomienda a una institutriz hugonote, con la que aprende simultáneamente francés y alemán. En general, Federico tiene una opinión muy pobre de las mujeres, aunque él mismo levanta rumores sobre sus amantes femeninas y su vida disoluta. Los beneficios de esta actividad fraudulenta excedían al doble del presupuesto nacional de Prusia en época de paz. Federico había decretado en su voluntad ser enterrado allí por la noche con el séquito más pequeño y la luz de una linterna. Poco antes de acceder al trono defendió públicamente sus ideas ilustradas en su obra Anti-Maquiavelo (1739), en la que condenaba el realismo político inspirado por Maquiavelo en nombre de una mayor exigencia moral para los gobernantes. [50]​ También se opuso a los intentos de reforma política en Polonia, y sus tropas bombardearon puertos mercantiles en Vístula, frustrando los esfuerzos polacos de crear un sistema fiscal moderno. [10]​ No obstante, al tratarse de oficiales del ejército que intentan huir de Prusia hacia Gran Bretaña, su padre Federico Guillermo les acusa de deserción y traición, por lo que le amenaza (aunque sea su heredero) con la pena capital, llegando a considerar la opción de obligar a Federico a renunciar a la sucesión en favor de su hermano, Augusto Guillermo de Prusia, aunque ninguna de esas dos opciones es fácilmente defendible ante la Corte Imperial del Sacro Imperio Romano Germánico. Intentó darle un giro a la Monarquía de su época. Durante su reino aparecen nuevos métodos agrícolas e industriales. Aunque Federico Guillermo, su padre, es un devoto Luterano, teme el propio dogma fundamental de ésta: la elección incondicional. [5]​ Además, se le anima por su madre y sus tutores para que mantenga correspondencia con filósofos de la Ilustración, lo que contrasta con su rechazo a la disciplina de la Corte y a las tradiciones militares prusianas. Además, posee un fuerte temperamento, gobernando, además, Brandeburgo y Prusia con autoridad absoluta. [53]​ Se les permitía servir en el ejército y votar en las elecciones, pero tenían vedados los cargos públicos y la pertenencia al parlamento polaco. Para evitar que este pensamiento cause problemas en la forma de pensar de su hijo, Federico Guillermo ordena que no se le enseñe nada relativo a las ideas del calvinismo, en especial que ni siquiera que se le mencione la palabra predestinación. Federico logró establecer al estado de Prusia como el quinto y más pequeño gran poder europeo mediante el uso de los recursos que su frugal padre había ido acumulando. Sin embargo, debido a sus ideas ilustradas y su supuesta relación con la francmasonería, la religión nunca tuvo importancia en el pensamiento del rey, por lo que, a pesar de sus prácticas religiosas públicas (algo por otra parte indispensable en un rey), se podría ligar a Federico II con el pensamiento deísta. Fue llamado El Grande tras sus grandes hazañas militares (sobre todo durante la Guerra de los siete años de 1756 a 1763); conflicto que convirtió a Prusia en una máquina de guerra, con lo que se duplican los territorios del reino. [52]​, Leqitter afirma que «el conflicto sobre los derechos de los disidentes religiosos [en Polonia] llevó a la guerra civil y a la intervención extranjera». Federico quiso ser enterrado junto a sus galgos en el viñedo de terraza en el lado del cuerpo de logis de Sanssouci. Sin embargo, la caballería prusiana resultó una poderosa fuerza que permitió, finalmente, que Prusia se hiciera con la victoria en una batalla que sería conocida como la Batalla de Chotusitz. [32]​ Esto marcó el comienzo de la Segunda Guerra de Silesia (1744-1745). [16]​ Federico Guillermo, en esa época, se encuentra débil a causa de la gota, y otorga a su hijo el uso del palacio de Rheinsberg, al norte de Neuruppin. Federico García Lorca (Fuente Vaqueros, España, 1898 - Víznar, id., 1936) Poeta y dramaturgo español. Con ayuda de su tutor, Jacques Duhan, Federico consigue una biblioteca secreta sobre poesía, literatura griega y romana, y filosofía francesa, de tres mil volúmenes, con la que suplementa sus lecciones oficiales. Cuando Prusia aporta un contingente de tropas para ayudar a Austria en la guerra de sucesión de Polonia, Federico estudia y aprende bajo el mando del príncipe Eugenio de Saboya, durante la campaña contra Francia en el Rhin. Se enfrentó a duras críticas por su ataque sobre la Sajonia neutral y por la incorporación forzosa de las tropas sajonas en el ejército prusiano tras el sitio de Pirna, en octubre de 1756. Naukowe, 1978 page 104, Przegląd humanistyczny, Tom 22,Wydania 3-6 Państwowe Wydawn. Voltaire, antes de huir de Sanssouci en 1752, es un gran amigo de Federico e incluso pasa dos años en Berlín, en su corte. Durante la década de los años 1760 su importancia resultó desproporcionada en relación a su número en relación a la población del país. Barcelona (España). [49]​ Federico era en parte responsable de la debilidad del gobierno polaco, tras haber hecho circular durante muchos años moneda polaca falsa después de haber obtenido los moldes originales de la casa de la moneda polaca durante su conquista de Sajonia. Edition. El cuerpo o reunión de miembros que poseen este grado, forman el Supremo Consejo, quien es el conservador de la Orden. Asimismo Federico II dispone que, después de su muerte, el poder supremo que hasta entonces le es conferido, se transmita en cada país o nación donde no los hubiera, a un Supremo Consejo. Cerca del final de la Segunda Guerra Mundial, Hitler ordenó que el ataúd de Federico quedase oculto en una mina de sal para protegerlo de la destrucción. Escribe versos y ensayos; sus obras son publicadas en 30 volúmenes entre 1846 y 1857. En lo sucesivo, Federico el Grande siguió una política exterior más prudente, limitada a la defensa del equilibrio europeo y del status de gran potencia recién alcanzado por Prusia. Federico empezó a preocuparse, sin embargo, después de que Rusia ganara una significativa influencia en el parlamento polaco de 1767, un acto que también amenazaba a Austria y a los otomanos. Algunos historiadores consideran que pudo tomar esta deriva, precisamente, para contradecirle. Rey de Prusia, de la Casa de Hohenzollern (Berlín, 1712 - Sans-Souci, Postdam, 1786). Hijo de Sofía Dorotea de Hannover y de Federico Guillermo I, y nieto de Federico I. Pese a ser educado para ser militar y buen administrador, mostró preferencia por la vida cortesana, la música y la literatura francesa. A sus 16 años, Federico establece también una estrecha relación con su paje de 13 años, Peter Karl Christoph Keith. Prusia se anexionó un territorio ocupado por 600.000 habitantes, el menor de los tres territorios de la partición. ¿Desea reproducir alguna biografía en su web. Su actuación fraudulenta sobre la moneda polaca devaluó la divisa e hizo que los capitales huyeran de Polonia hacia territorio prusiano, estimándose una ganancia para Prusia de unos 25 millones de táleros, lo que ocasionó serios problemas monetarios al país vecino.[56]​. Hasta el final de su vida, Federico II retuvo las riendas del poder. Este evento, que recibió el sobrenombre del Milagro de la Casa de Brandeburgo, supuso el colapso de la coalición antiprusiana y la firma del tratado de Hubertusburgo. La emperatriz Catalina II de Rusia fue una firme opositora de Prusia. Al final de su reinado, Federico logró interconectar físicamente la totalidad de su reino, que anteriormente se hallaba dividido, mediante la conquista de territorios del Reino de Polonia, después de la primera partición de Polonia. Tras la ocupación de los Principados Danubianos por parte de Rusia, el príncipe Enrique de Prusia, hermano de Federico y representante de Prusia en San Petersburgo, convenció a Federico y a María Teresa de que el equilibrio de poder se mantendría solamente a través de una división tripartita de la Mancomunidad, en lugar de que Rusia tomara el territorio otomano. Tiene muy poco en común con su esposa y considera ese matrimonio como un ejemplo de la interferencia política de Austria en Prusia, que se considera como una lacra que se mantiene desde el año 1701. En contraste, su madre es una mujer educada, carismática y muy culta, hija de Jorge I del Reino Unido. En 1784 organizó una Liga de príncipes alemanes para salvaguardar el statu quo en los Países Bajos frente a las ambiciones expansionistas de Baviera. La primera gran batalla real de Federico en Silesia fue la batalla de Mollwitz, que tuvo lugar el 10 de abril de 1741. Según la leyenda masónica del grado 33 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado es el "Soberano Gran Comendador, Gran Maestro Universal y Conservador de la Antiquísima y muy respetable sociedad de antiguos Masones o Arquitectos Unidos", es decir, de la Masonería. A este último le envía en 1740 un poema acerca de uno de los aspectos de la sexualidad humana, como es el orgasmo, para mostrarle que un prusiano podía tener sentimientos tan intensos como los de un europeo del sur. Nada más iniciar su reinado, aprovechó las dificultades de María Teresa I de Austria para afirmarse en el trono austriaco y se anexionó Silesia a costa de aquel país, desencadenando la Guerra de Sucesión de Austria (1740-48). Sin embargo, al ser sucedido por su sobrino, un conservador religioso, el proyecto ilustrado se detiene. Federico invitó a inmigrantes alemanes a ocupar la provincia,[58]​ esperando que desplazaran a los polacos nativos.[59]​. Dota a Prusia de un formidable ejército de 200 mil hombres, perfectamente adiestrados y equipados, que sabe utilizar en el momento oportuno; además de redactar él mismo las Ordenanzas para la milicia. El príncipe heredero vuelve a Berlín, tras liberársele de su tutela en Küstrin, el 26 de febrero de 1732. [60]​, Pese a sus ideales protestantes, cabe destacar la tolerancia de Federico hacia católicos y judíos en contraste con otros países de la Europa reformada. Fue Rey de Prusia (1740-86), hijo de Federico Guillermo I y de Sofía Dorotea de Hannover, y nieto, por lado materno, de Jorge I , elector de Hannover y rey de Gran Bretaña. El rey prusiano decidió un ataque preventivo para ocupar la provincia, utilizando como excusa un oscuro tratado de 1537 entre los Hohenzollern y la dinastía de los Piastas de Brzeg. Federico II de Prusia, también conocido como Federico II el Grande o Federico II el Grande de Prusia (en alemán: Friedrich der Große; Berlín, 24 de enero de 1712-Potsdam, 17 de agosto de 1786), fue el tercer rey de Prusia[a]​ (1740-1786). En esta guerra, Prusia se enfrentaba a una fortísima coalición en la que se encontraba Austria, Francia, Rusia, Sajonia, Suecia, y algunos estados alemanes de menor entidad, mientras que tan solo contaba con el apoyo de Gran Bretaña, Hesse, Brunswick y Hanover. Pero a diferencia del autoritarismo de su padre, tenía un proyecto de sociedad diferente. Eso correspondía a su afirmación filosófica. Federico sospechaba firmemente que los austríacos volverían a iniciar la guerra a fin de recuperar Silesia, por lo que decidió tomar la iniciativa. el var meses = new Array ("enero","febrero","marzo","abril","mayo","junio","julio","agosto","septiembre","octubre","noviembre","diciembre"); Biografía de Federico II el Grande Rey de Prusia. Al controlar esta nueva provincia, Prusia también pasó a controlar el navegable río Óder. Niega que la monarquía se la da por derecho divino y es un gran protector de la ciencia y de la cultura; a las que impregna de influencias francesas: refunda la Academia de Ciencias prusiana, apoya a escritores y artistas y sanciona la obligatoriedad de la enseñanza primaria. [43]​, En el ámbito teórico militar, Federico fue un personaje muy influyente cuyos análisis provenían de su directa y extensa experiencia en los campos de batalla. Perteneciente a la Casa de Hohenzollern, hijo de Federico Guillermo I y Sofía Dorotea de Hannover, fue uno de los máximos representantes del despotismo ilustrado del siglo XVIII. [63]​Cerca del final de su vida, Federico se vuelve cada vez más solitario. [http://usa.usembassy.de/etexts/ga1-860606.htm The text of the treaty]. Prusia obtiene así un territorio que une la Prusia Oriental con Pomerania y Brandeburgo. Lo escolta una guardia de honor de la Bundeswehr. Tras acceder al trono el 31 de mayo de 1740,[20]​ y deseando obtener y controlar la próspera provincia austríaca de Silesia, Federico se negó a ratificar la Pragmática Sanción de 1713, un mecanismo legal que pretendía asegurar la herencia por María Teresa de Austria de los dominios de los Habsburgo. Federico supervisa la labor de sus funcionarios y les exige el estricto cumplimiento de su deber. Amos Elon (2002)The Pity Of It All. En dicho libro, más que el orden oblicuo, Clausewitz alaba el rápido y hábil movimiento de tropas que Federico fue capaz de realizar en los distintos escenarios bélicos. La rivalidad austro-prusiana degeneró en un nuevo enfrentamiento en la Guerra de los Siete Años (1756-63), en la que Federico, aliado con Gran Bretaña, hizo frente con éxito a la poderosa coalición continental constituida por Austria, Rusia, Francia y Sajonia. [65]​Federico muere en un sillón de su estudio en el Palacio de Sanssouci, el 17 de agosto de 1786. En cambio, el funeral resultó ser una especie de funeral de estado. Federico fue un Rey ilustrado y relativamente progresista, para su época. Tras permitirles el cruce por la montaña (se dice que Federico comentó entonces que "si quieres cazar a un ratón, debes dejar la trampa abierta"), Federico los atacó y los derrotó en la batalla de Hohenfriedberg. Y fue un gran protector de la ciencia y de la cultura, a las que impregnó de influencias francesas: refundó la Academia de Ciencias prusiana, apoyó materialmente a escritores y artistas y él mismo fue un ensayista bastante prolífico. Federico lideró personalmente a sus fuerzas militares en múltiples ocasiones, llegando a sufrir la muerte a balazos del caballo que montaba hasta en seis ocasiones durante las batallas que libró. La enciclopedia biográfica en línea. En realidad, los prusianos habían ganado la batalla en el mismo momento que Federico huyó. [41]​ Tras la victoria de Napoleón sobre la Cuarta Coalición, en 1807, visitó la tumba de Federico en Potsdam e indicó a los oficiales que le acompañaban que, de haber estado vivo Federico, en ese caso no estarían ellos ahí. A ambos se les capturó y juzgó por el rey bajo la acusación de deserción, con tal resultado que Federico fue obligado a presenciar la ejecución de su amante Hans. Cuando el emperador José II volvió a intentarlo en 1784, Federico creó una alianza conocida como Fürstenbund, una Liga de príncipes alemanes para salvaguardar el statu quo en las Provincias Unidas frente a las ambiciones de Baviera, en la que Federico aparecía como el defensor de las libertades germanas, en contraste con su anterior rol de atacante de los dominios imperiales de los Habsburgo. Guillermina, a su vez, llegaría a decir que los dos "(...) pronto se han vuelto inseparables. Federico II el Grande (1712-1786), rey de Prusia (1740-1786). A la muerte de este, en 1713, Federico Guillermo se convierte en el nuevo rey y Federico pasa a ser el príncipe heredero. Federico II de Prusia el Grande . Recuperado de Un ejemplo del lugar que ocupa Federico en la historia militar se puede observar en Napoleón Bonaparte, que admiraba al rey prusiano como el más grande genio táctico de todos los tiempos. [11]​ Entonces, el rey obliga a Federico a presenciar la decapitación de uno de sus confidentes, Katte, en Küstrin, el 6 de noviembre de 1730, lo que le provoca finalmente a Federico un desmayo, sufriendo alucinaciones durante los siguientes dos días.[12]​. [37]​ La derrota tuvo un importante impacto en las ceremonias de coronación que tuvieron lugar pocos días más tarde, en las que María Teresa era coronada oficialmente Emperatriz del Sacro Imperio Romano[38]​ dado que estas guerras fueron, en cualquier caso, una parte de un conflicto internacional mayor conocido como la Guerra de Sucesión de Austria (1740-1748). En aquel entonces, a las obras de Nicolás Maquiavelo, entre las que destaca El Príncipe, se las considera, aún por él, como una guía para el comportamiento de un rey. Al mismo tiempo, Federico se oponía a Rusia, cuyas tropas habían tenido permiso para atravesar libremente la Mancomunidad de Polonia-Lituania durante la Guerra de los Siete Años. Después de la reunificación alemana, el cuerpo fue sepultado en el Mausoleo del Káiser Federico en la Iglesia de la Paz de Sanssouci. Federico II, conocido como Federico el Grande, fue rey de Prusia desde 1740 hasta 1786. Desde entonces, una simple losa de piedra marca y adorna su tumba. De los entre 11 y 12 millones de habitantes de Polonia, 200.000 eran protestantes y 600.000 cristianos ortodoxos. Federico Guillermo considera casar a Federico con Ana Leopóldovna de Mecklemburgo-Schwerin, sobrina de la emperatriz Ana de Rusia, pero su plan recibe la ardiente oposición del príncipe Eugenio de Saboya. en 1946 lo trasladó al Castillo de Marburgo y de ahí en 1947 a la Iglesia de Santa Isabel de Marburgo, hasta que en 1953 se lo trasladó junto a los de su Padre en la Capilla del Castillo de Hohenzollern.[66]​. Además del episodio de su fuga y la ejecución del teniente Hans Hermann von Katte, el mejor amigo de Federico, por asistirlo en sus planes para escaparse los dos a Inglaterra o por su reacción al momento de su muerte -se desmaya ante su decapitación-, que es por lo que se lo encasilla como su posible amante; existen diversos indicios que parecen confirmar su aparente homosexualidad. Militarmente fue brillante y muy agresivo. Sin embargo, no elimina la servidumbre para no debilitar a la nobleza, que constituye la casta dominante que hace funcionar eficazmente la administración y el ejército. Pese a que Federico resulta poco devoto, sí que termina por adoptar las mismas ideas calvinistas, pese a los esfuerzos paternos. Viendo que los países vecinos conspiraban contra él, Federico estaba decidido a ser él quien atacara primero. Los disidentes protestantes todavía eran libres de practicar su religión, aunque sus escuelas fueron clausuradas, y todos los disidentes podían mantener sus propiedades, aunque Polonia fue reduciendo cada vez más sus derechos civiles tras un periodo de considerable libertad religiosa y política. Su profesor de flauta es el conocido flautista y compositor Johann Joachim Quantz. Autor: Enciclopedia Universal Ilustrada E.-A. Las tensiones se suavizan un poco cuando Federico Guillermo le visita un año después, recibiendo Federico autorización para viajar a Berlín con ocasión de la boda de su hermana Guillermina con Federico III de Brandeburgo-Bayreuth, el 20 de noviembre de 1731. También es escritor; uno de sus escritos más relevantes es Historia de mi tiempo, uno de sus mejores trabajos en su género. [44]​, Federico despreciaba a los polacos desde su juventud, y existen numerosas citas en las que expresaba prejuicios anti-polacos,[45]​ llamando "estúpida" a la población polaca y afirmando que «todas estas personas con apellidos terminados en -ski, se merecen solamente el desprecio». Como miembro de la familia Hohenzollern, Federico II fue educado en el calvinismo, religión que practicó, al menos nominalmente, durante toda su vida. Tras la Guerra de los Siete Años, el ejército prusiano consiguió una elevadísima reputación por toda Europa.[40]​. El objetivo de Federico fue modernizar y unificar sus tierras, vulnerables y desconectadas territorialmente. Formó una nueva alianza con Francia e invadió Bohemia en agosto de 1744. Se publica de forma anónima en 1740, pero Voltaire, uno de sus conocidos, la distribuye en Ámsterdam con mucho éxito. Algunos críticos, sin embargo, recalcan que sus medidas son opresivas contra sus súbditos polacos conquistados. Practica el proteccionismo aduanero para su industria. Cuando su padre, con su séquito real, se encuentra en las cercanías de Mannheim, en el Electorado del Palatinado, Robert Keith (el hermano de Peter, su paje) tiene un repentino ataque de arrepentimiento, en el que delata a los conspiradores y suplica al rey Federico Guillermo su perdón, el 5 de agosto de 1730.
Fossil Gen 4 Review, Causas Del Ruido Eléctrico, Arroz Con Camarones Y Pollo, Aparato Digestivo Pdf Libros, Dibujos De Rapunzel A Color, Yamaha R-s202 Service Manual, Smooth En Español, Microcomponente Jvc Ux-e226b, Se Pueden Usar Abreviaturas En Scrabble, Voz De Homero Simpson Latino,